Todavía no deshice la valija de las "últimas vacaciones". Si bien no fueron vacaciones y sí, unos días libres, el salir de la oficina, de la vida rutinaria, de la ciudad en la que uno vive, hace que todos me pregunten por mis "vacaciones".
Como escribí hace unas palabras atrás, todavía no deshice la valija. Saqué algo de ropa para lavar, pero lo demás sigue intacto.
Me doy cuenta, cuán difícil se me hace volver a la ciudad, a no despertar con ese cerro en la ventana, a no tener el desayuno abundante preparado, a no salir a caminar con el viento austral detrás mío, a no conocer nada nuevo.
Estoy encerrada en estas paredes del departamento, mi vista es un edificio con linda arquitectura, mi caminata es al supermercado a llenar la heladera que está vacía, mi viento es uno típico de verano porteño, mi desayuno es lo que yo prepare sin abundancia porque ya no me siento relajada para tomarme 1 hora y 30 minutos de desayuno.
Mi día, no va a incluir un trekking de 5 horas sobre algún cerro, a partir de hoy incluyo nuevamente a dos ascensores, subir escaleras, caminar hacia la oficina mientras veo todos estos turistas recorriendo Buenos Aires.
Y mi cabeza comienza a pensar en los días libres que vienen, en mis verdaderas vacaciones.
Ocupar la cabeza cuando quiere estar desocupada sin pensar en nada, como en esos días libres, se vuelve más tedioso.
Voy a tener que salir a redescubrir Buenos Aires, el desayuno abundante no volverá, ni los cerros tampoco, pero al menos, la caminata hacia algo nuevo será lo presente.
Todavía no deshice la valija.
Y no tengo ganas de hacerlo.
So, flirt, hang out and have sex, but don’t disillusion yourself into thinking that you’re going to be able to change another human being’s wants, needs or personal circumstance. Be honest. Be honest with the other person and with yourself. You deserve to be involved with someone who is able to love you completely.*


Me quedo con tu sonrisa. Me quedo con tus anteojos. Me quedo con tus chistes. Me quedo con tus regalos. Me quedo con tus milanesas de Delia. Me quedo con tus mimos. Me quedo con tu lugar en la mesa. Me quedo con tus asados. Me quedo con tus historias. Me quedo con tus anécdotas. Me quedo con tu vaso de cerveza. Me quedo con tu silleta. Me quedo con los vestiditos de Bere. Me quedo con el asado de los domingos. Me quedo con tu chinita. Me quedo mirándote dormir en mi cama. Me quedo con tu sonrisa de año nuevo. Me quedo con vos en mi corazón. Me quedo con mi madrina. Me quedo con tu apodo. Me quedo con tu nombre. 
No puedo dormir, tengo sueño y no puedo dormir.
Estoy como en esa publicidad de "mirame, mirame, mirame" pero diciendo "dormite, dormite, dormite".
En la cabeza tengo laburo, sí, tengo pensado cambiar unas cosas, bah... preguntar si se puede hacer algo de acuerdo a la programación y meter un cambio con unos contenidos. 
También me duele el cuello y cada vez que me pongo en una posición para dormir, aparece la molestia. Tener que cambiar de posición para no sentir esa molestia me da paja, pero no queda otra.
Tema aparte, estoy pensando en invitar a un amigo al cine. Tengo entradas para este miércoles y no recuerdo qué película pasan. Creo que era Grease, pucha, quiero que el ciclo de películas de TCM sea todo el año. 
Frío en Diciembre, nadie lo vio venir. Hay un viento helado en el obelisco. Mejor me voy a dormir. 
Hoy fue uno de esos días, en donde todo pero todo, me recordaba a mi adolescencia.
Me desperté cantando una canción que hace años no escuchaba, una de esas canciones que Celeste adoraba.
Tuve que buscarla en youtube y sacarme las ganas. Cuando me di cuenta habían pasado 2 horas y 78% de batería gastados en reproducir canciones de los noventa que algún que otro recuerdo traían.
Mientras miraba algo de televisión, recibía fotos de Londres y París a la vez. Me dieron ganas de viajar y terminé cediendo al consumismo, compré pasajes para 2015. Programé dos viajes a futuro, sin siquiera saber si sigo acá. Uy, que rebelde con la vida.
Hoy pasó algo increíble, una nave espacial europea aterrizó en un cometa. Eso, es histórico. Espero poder recordar esto.
Debo recordar este día.
12 de Noviembre de 2014, llegó una nave a un cometa por primera vez en la historia de la vida misma. Y también cumplió años mi sobrino.
Nada mal.
Nos sentimos irremediablemente atraídos por los amores imposibles. Porque para los posibles hay que tener un coraje enorme.*



*Leído al pasar.

A veces escucho música de casamiento onda, YO NO TE PIDO LA LUUUUUUUUUNA, TAN SOLO QUIERO AMAAAAAAAAARTE.