Hace unos meses atrás salí de vacaciones dos semanas y me armé un itinerario mas o menos por las ciudades que iba a conocer.

Siempre suelo buscar las opciones más baratas para viajar a cualquier lado y como pude comprobarlo dos veces seguidas y cada vez que mas o menos voy viendo precios de vuelos al destino elegido para mi o algunos amigos, volar desde Sao Paulo es mucho más barato que volar desde Ezeiza. Así, llegué a armar este itinerario, salir viernes hacia Sao Paulo, dormir en el aeropuerto, sábado salir hacia París, con breve escala en Madrid, llegar domingo y pasar unos cuantos días ahí. 

Algo que hago es, ir a un destino y volver desde otro, Iberia permite cotizar de esa manera y me resultó dos veces consecutivas, la más barata. Por lo tanto, en estas vacaciones pasadas fui hacia París y volví a Buenos Aires desde Roma.

Anteriormente, había usado Couchsurfing, BeWelcome, Venere y Booking. Pero esta vez, decidí probar con Airbnb. Pregunté tanto en Twitter como en Facebook si lo habían utilizado y recibí varias buenas experiencias con los hosts como con los de atención al cliente. 

Así fue como primeramente reservé una habitación privada a dos cuadras de la Torre Eiffel por menos de 300 dólares. Esa reserva se dio de baja y automáticamente los de airbnb me mandaron un mail con las varias opciones en el mismo distrito y me daban unos cuantos pesos más como para que siguiera buscando alojamiento con ellos o me devolvían el dinero. Con esos pesos extras, reservar un departamento entero con mayor privacidad que una habitación me pareció razonable y solo iba a estar ac10 minutos de caminata de la Torre Eiffel que era mi principal punto de partida para todo. 


Esta es la foto principal del monoambiente de París, Marcela y Alejandro fueron los hosts y todo fue de acuerdo a lo que habíamos hablado. Un lugar tranquilo, bien ubicado y totalmente recomendable. 

Lo que mas me sorprendió de haber reservado con airbnb es que la reserva apenas fue confirmada, la veía en el resumen de la tarjeta. Pensé que iba a venir después de haber estado en el lugar físico, pero no. Cosa que me pareció por una parte dudosa y por otra parte mejor, porque ya los gastos de alojamiento los iba a pagar por adelantado y después sólo tendría que pagar los gastos de comida, paseos, compras, etc. Eso si, el precio que ven en airbnb es SIN EL 35% DE AFIP

Después de París, fui unos días a Niza y me hospedé en una habitación privada cerca del puerto. 

Una habitación en la casa de una italiana y una francesa que me trataron increíblemente bien. Voy a aclarar que quedé enamorada de este departamento. La atención que recibí de estas pibas fue la mejor. 

Después de haber paseado por Niza y ciudades cercanas, fui hacia Roma. 


En Roma también me hospedé en una habitación privada, pero fue grande mi sorpresa cuando vi que era una casona antigua (a unas 5 o 6 cuadras de Termini y a 10 minutos de caminata al Coliseo) de esas que vemos en San Telmo con varias habitaciones que también estaban siendo hospedadas a turistas. Digo que me sorprendí porque los comentarios no hablaban de que es una casa con varios turistas a la vez, me encontré con unas chicas argentinas que también se habían sorprendido de lo mismo, para mi, era el único lugar de los que conocí que se notaba que era algo puramente comercial y no tanto de tener buen trato con quienes hospedas, pero bueno, son puntos de vista. 

En Roma, había reservado primeramente en una zona cercana al Vaticano, me dieron de baja dos semanas antes de viajar pero la host fue muy amable al tratar de recomendarme algunos de sus amigos que también estaban en airbnb, lamentablemente el precio se me iba al doble, así que también decidí usar los pesos extras que me daban desde airbnb para cambiar la zona y buscar una que me quedara cerca de la estación Termini y de los puntos turísticos que me interesaban. 

Yo recomiendo que si ya tenés los pasajes de las ciudades que vas a conocer y no estas tan metido en cuentas, hagas la reserva ahora y la pagues antes para ya sacarte varios pesos de encima y solo tener que pagar lo que gastas en tus vacaciones y no se te sume la tarjeta. 
Uno de los pibes que conocí en el viaje, me dijo que buscaba hospedaje por airbnb, les mandaba mensaje privado y les ofrecía pagar a través de paypal o en el destino la estadía, de esa manera se ahorraba el costo de servicio que pagas a airbnb por usarlos como intermediario. Por mi parte no lo recomendaría, porque si los hosts deciden cancelar la reserva, no tienen algo que les asegure que su dinero puede ser devuelto. 

Lean si o si todos los comentarios que los hosts tienen, muchos pueden ayudar a su decisión de hospedarse o no en una habitación privada o departamento. 

Muchos hospedajes cobran gastos de limpieza, lo tomo como un extra que los hosts quieren hacer, pero si son personas ordenadas, tranquilamente pueden buscar otro lugar por mas lindo que sea el que acaban de ver. 

No se dejen llevar por lo lindo que puede ser un departamento, miren si la zona les conviene. No es lo mismo estar en el centro que estar alejado y por pagar un hospedaje barato, terminan pagando el doble por todo el transporte que tienen que tomar para llegar a los puntos que quieran conocer. 

NO SE OLVIDEN DE PONER LA MONEDA EN PESOS ARGENTINOS o en la moneda que quisieran, pero la moneda predeterminada es el dólar. 

LOS PRECIOS QUE VEN EN AIRBNB NO INCLUYEN EL 35%.

Si quieren evitar pagar mucho por el costo de servicio, les dejo este link que les va a ahorrar unos cuantos pesos en sus reservas.


¿Por qué lo recomiendo? 
Eso es fácil, en París una habitación de hotel sin desayuno, por 5 días, me costaba 320 euros. Era la mas barata.
Con airbnb un departamento que me daba la posibilidad de cocinar en el mismo, por esa cantidad exacta de días, me salió 301 dólares. 
En si, me ahorré mas de 3000 pesos en alojamiento en todas las ciudades en las que estuve, sin contar lo que ahorré en comida. 

Hagan cuentas y prueben por ustedes mismos.







Siempre fue mi luthier preferido.



El otro día hablábamos de la ausencia de uno mismo y me acordé de este texto. Discutimos un largo rato qué creíamos o sentíamos que era peor, si sentir la ausencia de una persona o sentir la ausencia de uno mismo.

Para Nat, la ausencia de una persona te causa dolor, te causa cierta tristeza y te causa hasta una propia paranoia de celos que puede resultar incontrolable y hasta te juega en contra si tenés cierto tipo de contacto (como su email) y en la locura desatada en tu cabeza, mandás un mail del que 5 minutos después te arrepentís. Lo dice desde su propia experiencia.

Para mí, la ausencia de una persona es incombatible, podés pasar tiempo sintiendo esa ausencia y nada lo va a cambiar, así que un día simplemente, aprendés a que tu vida se va a basar en convivir con esa ausencia, hasta que sin darte cuenta, haya desaparecido. Desaparecido esa ausencia, desaparecido esa persona, desaparecido los sentimientos y tu vida comienza a tomar otro color, es un algo que no podés combatir, sino que dejás que esté con vos, porque hagas lo que hagas, no va a cambiar.

En cambio, la ausencia de uno mismo es mortal, no literalmente hablando, pero mortal en que no encontrarte a vos mismo, vivir sin vos, no tenerse, es quizás lo más difícil de llevar. De sentir y a veces, de darte cuenta.


Fue en nuestra adolescencia que tuvimos ese algo especial y raro que nos alejó.
Recuerdo varias situaciones pero la más vívida es todo lo que pasó en una fiesta de fin de semana.
Éramos un grupo de 7 u 8 chicas, no recuerdo muy bien, esas fiestas se daban muy de seguido y no me acuerdo muy bien con quién estábamos ese día, pero sí que éramos un grupo "grande".
Caminábamos buscando conocidos, se escuchaba la música alrededor de las diversas pistas y llegamos a una que quedaba cerca de un parador de comida. Durante toda la caminata (lo hacíamos en una hilera horizontal) fuimos chocando nuestras manos, caminábamos una al lado de la otra y cada vez que parábamos y nos encontrábamos semi agarrándonos de las manos nos mirábamos sonriendo a medida que nos alejábamos.
Pasaron entre unas 5 a 10 veces hasta que me resbalé y caí, estiró su mano y no me soltó de ahí en más.
Nos tiramos a dormir una siesta al sol, ella durmió en mi panza, hasta que la música nos despertó y salimos a bailar, en el camino a la pista central nos habrán parado unas cuatro veces algunos pibes que nos invitaban a bailar, "buscanos allá" respondía a todos.
Queriendo copiar un paso de baile quedamos enredadas con nuestras caras muy cerca, nos miramos, nos reímos, nos miramos y nos quedamos quietas. Me miraba fijo y yo a ella, "acá están! Las estuvimos buscando por todos lados" dijo una de las chicas y nos desenredamos enseguida.
Todo el fin de semana se desarrolló de la misma manera, miradas encontradas, miradas fijas, siempre las dos de la mano y buscando quedar solas.
Me hizo una escena de celos cuando me encontré con una amiga a la cual abracé efusivamente, "andate con ella", "estoy con ustedes", entre cervezas y algunos cigarrillos me abrazo por atrás, la miré de costado y puse mi mano sobre la suya, se dio vuelta, me miró fijamente y fue acercándose hacia mí muy despacio, la miraba sonriendo "me querés dar un beso?" le dije "..... puede ser" dijo poniéndose colorada, "CHE! Vamos a comprar cerveza, quieren?" gritó alguien y ella se alejó. 
- Mejor vamos a comprar cerveza.
Le dije y agarré su mano.
Como una infografia, comenzamos a armar un árbol de cosas que pasarían si hubiéramos elegido algo diferente a las decisiones que tomamos en algún momento de nuestra vida.

Una infografía hipotética de nuestras vidas, de lo que creímos correcto en su momento.

Enumeramos personas, enumeramos situaciones, enumeramos sin sentido... y nos dimos cuenta de como pasaron personas que nos marcaron, como pasaron situaciones a las que no dimos tres pesos y como pasaron los años.

Estábamos parados en una línea imaginaria de lo que hicimos mal, de lo que hicimos bien y de todo lo que hicimos hasta acá, hasta el momento en que entramos a este departamento, abrimos un par de cervezas y vimos como todo se fue a la mierda.

Una infografía patética que nos emborrachó y nos encontró en frente del río cantando a todo pulmón, if you gotta run, run from hope.

Ahí está, correr de esa puta esperanza.
Hacerte a un lado de todo lo que creías que te hacía bien y solamente te seguía matando.
Puta esperanza, andate a la puta que te parió.
O mejor dicho, ¿Qué hacer si Iberia demora o pierde tu equipaje en un vuelo?.
Bueno, básicamente, romper las pelotas a Iberia, tener un seguro de viaje que cubra equipaje perdido y en el aeropuerto de llegada  pedirles el teléfono a los del servicio de reclamo y comunicarte con ellos SIEMPRE.

Mi experiencia, esta vez, fue de primeriza. Nunca antes me habían demorado el equipaje, así fue que llegada a París, voy en busca de mi valija y no estaba. Formaba parte de un grupo de turistas que habían salido desde Sao Paulo con destino París, previa conexión en Madrid. Formaba parte de un grupo de turistas al que su vuelo desde Sao Paulo se atrasó por la niebla en el aeropuerto. Formaba parte de un grupo de turistas al que su vuelo salió casi dos horas más tarde y estaba muy latente la posibilidad de perder la conexión en otra ciudad y tener que ser reubicada en otro vuelo. Formaba parte de un grupo de turistas que corrió desde la terminal 4 en Madrid hasta la terminal 4S para poder llegar a tiempo a su vuelo hacia París que salía 20 minutos después de haber aterrizado. Formaba parte de un grupo de turistas que se quedó sin equipaje varios días.

El primer error, vino de estar apurada por hacer la conexión que tenía. Era obvio que si yo corría, mi valija no lo iba a hacer. Sino que más bien iba a seguir el camino de la burocrática vida del equipaje en un aeropuerto, por lo cual. antes de haber corrido, debería haber pensado que si yo llegaba, mi equipaje no estaba en esas condiciones y lo seguro era que fuese colocada en el vuelo que le seguía al mío.

El segundo error, fue que al haber dado los datos de dónde me iba a hospedar una vez iniciado el trámite de reclamo (era un departamento alquilado por airbnb y no un hotel) no los comprobé cuando me dieron el papel de demora de equipaje. ¿Cómo es esto? El papel que me dieron una vez dí mis datos, era un papel que tenía número de referencia, la fecha y teléfonos a los que llamar. no tenía escrito en ese papel la dirección a la que iba a ser enviada la valija. Por lo cual, no haber corroborado si la dirección estaba mal, corría peligro de no obtenerla en tiempo y no se si forma.
Lo cual pasó.

El tercer error fue que al estar en una ciudad que nunca estuve antes, no sabía cómo iba a ser el edificio del departamento en el que estaba y pensé que todos los edificios del mundo son iguales.
Y no, todos los edificios que ví en París tienen un código de entrada al edificio y no tienen como los edificios que conocí en el resto del mundo timbres a los distintos departamentos, por lo cual, si me llevaban la valija, nunca me iba a enterar porque la persona encargada de entregármelo no iba a poder entrar al edificio ni hacérmelo saber.

El cuarto error fue confiar en la empresa de entrega de equipaje y pedir que me lo entregaran en mi domicilio y no haber esperado un par de horas más.
Había llegado a París a las 11 am, mi equipaje llegaba a las 2pm, si me hubiese quedado esas horas esperándolo, no hubiese estado 4 días en pelotas.

El quinto error fue que al no recibir mi equipaje a ese día y al comunicarme con Iberia, creer que ellos realmente hablan con el aeropuerto.
Ya al 3er día de llamar a Iberia y prometerme boludeces, me di cuenta que ellos no hablaban con el aeropuerto, sólo mandaban mensajes por sistema pero no es que hay una comunicación oral, sino más bien un mensaje asentado en la incidencia y listo.


¿Cómo pude recuperar mi equipaje que fue perdido en un vuelo?
En los llamados que tuve a Iberia, siempre me decían que mi equipaje estaba en el transporte y que iba a ser entregado en el día, por lo cual me recomendaban quedarme hasta tal hora, etc. Después de haber esperado dos días, corroborar que la dirección estaba mal, darles la correcta, esperar que me entregaran la valija y que no lo hicieran quedé con Iberia en que iba a ir a buscarla al aeropuerto. Al día siguiente a primera hora, llamo a Iberia, me confirman que mi equipaje se encontraba en el aeropuerto de Orly, así que fui para allá. La valija no estaba.
Es ahí, en donde los del servicio de reclamo dieron su teléfono y la comunicación básicamente fue sólo con ellos. Y fue que gracias a ellos, se quedó en que al día siguiente iba a ir al aeropuerto nuevamente a retirar la valija por mi cuenta sin meter ya en esto a Iberia. ¿Por qué sin meter a Iberia en la comunicación de recupero de equipaje? Simplemente porque en la última llamada telefónica que tuve con ellos, me di cuenta que no tienen la comunicación que creí tenían con los del courier o el servicio de reclamo. Esa comunicación es nula. No hay feedback.
Bueno, por suerte, siempre que viajo contrato el servicio de Assist-Card superior que cubre todo. Una vez que comencé el proceso de aviso a ellos, me dieron 36 hs (o le dieron a los de Iberia) para recuperarlo y sino me daban una suma de dinero por lo perdido, y por lo cual me recomendaban que si compraba algo de ropa o artículos de aseo personal, guardara los tickets ya que serían reintegrados luego, también iban a realizar el reintegro de lo gastado en las comunicaciones hacia Iberia, imagino porque no solucionaban nada y me causaban más gastos.

Así que resumiendo todo este pequeño inconveniente que tuve aprendí que, si mi vuelo se retrasa y existe la posibilidad de ser colocada en el vuelo siguiente al destino que estoy viajando, es mejor que pierda la conexión y viaje en el próximo; esto sólo si existe esa oportunidad. También aprendí que si el equipaje se atrasa y sólo es por un par de horas, pasar ese tiempo aburrida en aeropuerto es lo recomendable, París no iba a desaparecer por un par de horas en que yo me quedara esperando la valija, pero bueno, la ansiedad me estaba matando.



"Yet with these April sunsets, that somehow recall my buried life, and Paris in the spring,
I feel immeasurably at peace, and find the world to be wonderful and youthful afterall".

T.S. Eliot, Collected Poems, 1909-1962


Follow by Email

Translate

Labels