Swift

Regina Experience.


Voy a compartir con ustedes, éste post que lo hizo la muy querida Cloe Bosco.

Con ciertas diferencias como, estuve en fila 8. Amo la totalidad de sus canciones. Y lloré cuando escuché varias canciones que de una u otra manera me transportan a cierta etapa de mi vida.
Ahora sí, les dejo el post.



El 7 de octubre fui a ver a Regina Spektor al teatro Gran Rex de Buenos Aires. Conseguí asiento en la fila 17 en el medio, así que lo vi bastante bien, me hubiera gustado obviamente estar más cerca, pero lo importante era estar.
No estaba especialmente nerviosa por verla, estaba contenta si, pero no nerviosa y eso que tal vez es el primer concierto al que voy de alguien que me gusta mucho y es internacional.

Pero es que lo que me pasa con Regina Spektor es raro, yo no me considero una fan absoluta de ella, porque no me gusta todo lo que hace, de hecho solo me gusta la mitad de lo que hace. Digamos que de 12 canciones que tiene un disco de ella me gusta la mitad y el resto me aburre soberanamente, pero claro, las que me gustan me gustan tanto que ya hacen que el disco merezca la pena. Y eso es precisamente lo que me pasó en este concierto.



Se retrasó algo más de media hora, lo normal y cuándo salió lo hizo entre un aluvión de aplausos y elogios de los cuales no entendía ni la mitad porque los gritaban en español.
Se sentó y abrió con Folding Chair. Reconozco que se me escapó una lágrima cuándo empezó a tocar Blue Lips, porque más allá de que esa canción me guste sentía que estaba viendo en persona a alguien a quién escucho a diario mientras voy en autobús o mientras cocino y tener esa sensación me emocionó.

Lo que decía antes de que en este concierto me pasó como con sus discos es porque tocó 5 o 6 canciones de las que me aburren, pero las tocó tan bien que suplió mi aburrimiento con su talento. Regina en directo es increible, es única y el mejor ejemplo de eso es que cuándo se fueron los músicos y quedó ella sola al piano, fue lo mejor de la noche.
Se le cayó una taza de té encima nada más empezar, se quejó todo el tiempo de estar mojada y se frotaba las manos en su ropa. Se enganchó el traje al levantarse del piano y casi tropieza, y todo eso lo hizo entre pequeños gestos infantiles, dulces y melosos.

Su voz retumbó por la cabeza de todos, el piano sonaba muy bajo, parecía un susurro (depués ella se dió cuenta y les hizo señas a los técnicos para que subieran el volumen de los micrófonos) y por un momento, todo se iluminó con pequeñas luces provenientes de una bola de cristal en el suelo, y parecía que Regina le estaba cantando a las estrellas, y yo vi eso y fui feliz.

El tracklist fue el siguiente:

1.Folding Chair
2.Eet
3.Blue Lips
4.Sailor Song
5.Machine
6.Laughing With
7.One More Time With Feeling
8.Better
9.On The Radio
10.Two Birds
11.Dance Anthem Of The 80's
12.Bobbing For Apples
13.That Time
14.Après Moi
15.Human Of The Year
16.Summer In The City
17.Poor Little Rich Boy
18.Man Of A Thousand Faces

Encore:
19.Samson
20.Us
21.Fidelity

You Might Also Like

0 comentarios

:)