Swift

Las hermanas mayores.

Voy a comenzar aclarando, que la relación con mi hermana mayor se basa, por sobretodo, en mensajes de texto, llamadas y algunos e-mails.

También, voy a referirme al hecho de que nos vemos muy pocas veces al año. Esto es, cuando viajo a visitarla, o cuando ella viene a visitarnos. Suerte, éste año que hoy se termina, pudimos vernos unas 5 veces como máximo.
Sin embargo, nunca estamos solas como para tratar de reforzar la relación hermanamayor-hermanamenor.
Mis recuerdos de ella, son un tanto buenos, algunos excelentes.
Los excelentes, se remonatan a mis 10 años de edad.
Separación de mis viejos, ella haciendose cargo de la "figura maternal" de la casa.
También, los recuerdos un tanto buenos se remontan a la misma edad.
Como nena carpichosa que era, no entendía que pasaba y me encargaba de hacer su vida "una miseria".

Ella casi adolescente, se quedó en la familia poco tiempo. Fue a estudiar a otra provincia.
Como quería terminar su carrera a tiempo, casi no nos visitaba. Sólo algunos llamados por teléfono y pocas visitas al año.
Tiempo después, se puso de novia con un misionero. Y al finalizar su carrera de odontóloga, se casó con él, por lo que se fue a vivir a otra provincia.

Durante ésa etapa, de estar ella estudiando, la relación q mantuvimos no fue muy fuerte. Perdimos el amor familiar, 5 minutos antes de que mi vieja decidiera irse a la mierda.

Mis recuerdos adolescentes con mi hermana, son pocos. Nunca fui una persona demostrativa, tampoco me interesé mucho por su vida. Recuerdo muy pocas conversaciones serias, conversaciones q giraban en torno a ella y su relación con el que hoy es su marido. Y algunas conversaciones referidas a nuestra madre.

Pero sí recuerdo, mucho amor, apoyo y preocupación en la etapa que estuve siendo discípula de Darth Vader y todo mal.
Una etapa, que mi familia prefiere no nombrar y creo tampoco recordar.

No fue hasta casi 6 años atrás, que comencé a tener una relación fluída con ella.
Todo comenzó con un "Quiero que seas feliz".
De a poco los mensajes de texto, las llamadas y los viajes comenzaron a ser más continuos y largos. De a poco, fuimos metiéndonos en una relación q hoy por hoy, si bien no es LA relación, se asemeja a lo que tuvimos de chicas, de abrazos y gestos de amor.

Y anoche, tuvimos la oportunidad de hablar tranquilas, de tener esa intimidad de hermanas q se ven en las películas, de un "Quiero q seas feliz" continuo.
Es que mi hermana, todavía sigue creyendo que es mi mamá.
Comenzó a hacerlo, 5 minutos después que mi vieja decidiera irse a la mierda.



You Might Also Like

4 comentarios

  1. Hermoso homenaje que le haces y como con una frase a veces uno pude llegar a hacer un click. Buen inicio de año nena.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Recién conozco tu blog, me parecieron muy interesantes tus escritos. Las hermanas mayores también disfrutamos nuestra cuota de poder, pero es un gusto cuidar a las más peques.

    Y me gusta mucho la foto de tu perfil, es un buen beso indirecto!


    Saludos


    Pazchi

    ResponderEliminar
  3. Muy lindo tu post :)
    Ser hermana mayor conlleva responsabilidades implícitas. Un aguante para tu hermana - aunque no la conozca -.

    ResponderEliminar
  4. nada mas lindo que reforzar una relación y que funcione

    ResponderEliminar

:)