Swift

5 sábados.

Una vez más, me encuentro en este aeropuerto.
La última vez, sentí un pequeño temblor. Decían que había sido grande, pero a mí me llamó la atención que alguien decidiera moverme la silla bruscamente.
Ayer pensaba que tendría que hacer un plan de viaje a mis destinos elegidos. Organizar el qué hacer, el dónde comer y cómo moverme. Sin embargo, de alguna manera lo encuentro aburrido y no tengo las suficientes ganas. Una semana antes, estaré preocupándome por todo. Me conozco.
Tengo idea de qué quiero hacer y a qué lugares quiero ir. Qué ver, qué recorrer. Pero no calculé las distancias.
Este viaje lo pensé miles de veces. Ahora que faltan menos de 5 sábados, no se me cae una idea.
Las circunstancias no son las mismas, mi situación es diferente. Las ganas están, claro. Pero mi ansiedad es otra. O capaz tengo la cabeza en otra cosa y por eso todavía no puedo gritar todo lo que quiero.
Me bajó el ánimo sentir la mala onda de muchos. Me alegró la reacción de mis compañeros de trabajo. Eso quería sentir de las personas más allegadas, pero sin embargo no lo sentí. Que se yo por qué.

El otro día leí un cartel en una autopista que decía "All you need is the right kind of love", me reí por lo novedoso. Alguien nos compartía su descubrimiento.

Tengo miedo de aburrirme en Guarulhos, me lo pintaron como el peor aeropuerto de todos. O perder el vuelo. Seguro hablaré de eso en 5 domingos.
Hoy sólo tengo el horario de partida, trataré de tener una to do list londinense para la semana que viene.
O viviré de aeropuertos.

You Might Also Like

0 comentarios

:)