Swift

2.-

Estaba parada mirando el cementerio. Se acercó un enfermero y pidió que me sentara para sacarme más sangre, había perdido la cuenta de las veces que una jeringa había entrado a mis venas.
Se fue preguntándome si quería desayunar, volví a pararme y me acerqué a la ventana. La ciudad se veía hermosa, el sol calentaba Londres un día de primavera y me daban ganas de escaparme del hospital con el culo al aire. 
Una melodía comienza a sonar en mi cabeza, recuerdo ese recital. Una de mis canciones preferidas escuchada desde primera fila y la cara de Leslie Feist al cantar "it was hard to tell just how I felt, to not recognize myself, I started to fade away". 
Me pregunté qué tal sería la vida en Inglaterra, sabía que me había enamorado de varias callecitas y Nottingham me había parecido encantador. Todo ese verde me traía mucha nostalgia. 
Mary entró a la habitación con el desayuno, lo puso en la mesa cerca a mi cama y pidió que le avisara si necesitaba más. Seguía parada mirando el cementerio. 
Está muy cerca, pensé y su cara apareció en mi mente. 

You Might Also Like

0 comentarios

:)