Swift

Not gonna, never gonna, don't, don't wanna...

Hace varios años atrás, muchos en realidad, (estaba por comenzar el CBC), encontré que en mi mudanza a la gran ciudad, había traído uno de los cd's que a mis dieciquince* años adoraba. Durante mi secundaria no había escuchado mucha música POP! (lo escribo así porque para mí, es la forma de decirlo, la forma "alegre"), siempre fui de escuchar rock de los 70 y ser amiga íntima de los secretitos que Janis Joplin, Stevie Nicks, Joni Mitchell me contaban con algunos cantitos de Patti Smith, Pat Benatar, Joan Baéz, Annie Lennox y bleh; pero ya casi terminando mis años de secundaria, esta bandita con una canción que taladraba en todas las radios, me ganó, comenzaron con su I know where it's at y siguieron con Never ever, para ese entonces, las All Saints ya me tenían comiendo de su mano. Lo raro, es que antes que ellas, estaban las muy felices Spice Girls, y nunca me habían gustado, cuando sonaban en la radio, cambiaba, cuando las veía en la tv, cambiaba, pero con las All Saints no me pasó eso, NO SE POR QUÉ.
Hoy me desperté cantando esta canción, "I need you to be honest, really honest, and tell me what's on your mind, can't you tell me what's on your mind? Whatever the problem may be, tell me, cos the body never lies" y lavándome los dientes, movía los pies, tarareaba y llegué a la oficina queriendo escuchar sus greatests hits porque bueno, extraño tener dieciquince y poder comer lo que quiera sin que me duela la panza.
Yeah? Cool.


*Dieciquince: Dícese de la edad entre 15-16-17

You Might Also Like

0 comentarios

:)