Swift

Ausencias.


El otro día hablábamos de la ausencia de uno mismo y me acordé de este texto. Discutimos un largo rato qué creíamos o sentíamos que era peor, si sentir la ausencia de una persona o sentir la ausencia de uno mismo.

Para Nat, la ausencia de una persona te causa dolor, te causa cierta tristeza y te causa hasta una propia paranoia de celos que puede resultar incontrolable y hasta te juega en contra si tenés cierto tipo de contacto (como su email) y en la locura desatada en tu cabeza, mandás un mail del que 5 minutos después te arrepentís. Lo dice desde su propia experiencia.

Para mí, la ausencia de una persona es incombatible, podés pasar tiempo sintiendo esa ausencia y nada lo va a cambiar, así que un día simplemente, aprendés a que tu vida se va a basar en convivir con esa ausencia, hasta que sin darte cuenta, haya desaparecido. Desaparecido esa ausencia, desaparecido esa persona, desaparecido los sentimientos y tu vida comienza a tomar otro color, es un algo que no podés combatir, sino que dejás que esté con vos, porque hagas lo que hagas, no va a cambiar.

En cambio, la ausencia de uno mismo es mortal, no literalmente hablando, pero mortal en que no encontrarte a vos mismo, vivir sin vos, no tenerse, es quizás lo más difícil de llevar. De sentir y a veces, de darte cuenta.


You Might Also Like

0 comentarios

:)