Swift

No aguantó más.




Esas palabras bastaron para un silencio eterno y unas lágrimas incontrolables.

Conoció en los últimos meses lo que siempre quiso. Su adultez nos dejaba con la boca abierta a pesar de su tan corta edad. La tenía muy clara y sus respuestas asombraban a más de uno.
Las pérdidas físicas duelen un montón, traen una ausencia que la sufrís en el alma y te preguntas una y mil veces por qué.

Siempre elegimos quedarnos con todas las sonrisas recibidas, con todos los abrazos y con todo lo que nos reconforta. A tan corta edad nadie merece morir nos decimos y repetimos las mismas palabras que dicen miles de personas.

Con Nat lloramos a la distancia, por suerte no sufrió me dice; por suerte fue mientras dormía en el auto. Mamá está destruída, nosotras también, cómo se sigue después de esto? Cómo?, y vuelve a llorar.

Nadie sabe cómo se sigue después de la muerte de alguien, nadie nos enseñó.
Ojalá fuese tan fácil como abrir la heladera y servirse un vaso de agua.


You Might Also Like

0 comentarios

:)