Swift

366 días no fueron nada

"La vida es sencilla para el corazón: late mientras puede. Luego se para. Antes o después, algún día ese movimiento martilleante se para por sí mismo y la sangre empieza a correr hacia el punto más bajo del cuerpo, donde se concentra en una pequeña hoya, visible desde fuera como una zona oscura y blanda en la piel cada vez más blanca, a la vez que la temperatura baja, los miembros se endurecen y el intestino se vacía".

Karl Ove Knausgard, comienza "La muerte del padre" de esta manera en este libro que de casualidad me llegó por esas primeras líneas.

Comencé a leerlo anoche, mientras hablaba con Nat y nos contábamos qué nos andaba pasando, le dije "el corazón va a latir hasta que se canse" y se acordó que alguien le había dicho algo parecido, lo googleamos y caímos en este libro en que las dos terminamos bajándolo después de leer el primer párrafo. Me quedé leyendo sin darme cuenta hasta tarde, dormí 3 horas, me hice de comer a la madrugada, me dormí antes de comer, y me desperté sin ganas de desayunar fideos a la bolognesa.

Hoy se me dificulta trabajar, tengo miles de cosas en la cabeza dándome vueltas. Soñé con las vacaciones más de 98 veces, sí, 98. Faltan 30 días, y no tengo 2 cosas. 1 - el seguro de viaje, no me animo a ir solamente con el de la tarjeta y 2 - 400 dólares que no se de dónde saldrán mágicamente.

Mientras escucho una canción, pienso en que no voy a llegar con todo, pero hey, es una linda canción, con una hermosa melodía y se las dejo acá abajo, así les contagia no se, una especie de musiquita piola y piensan en que los 366 días que pasaron no fueron nada, en que siempre es mejor que todo te chupe un huevo.





You Might Also Like

0 comentarios

:)