Swift

10 horas de diferencia

Hoy sería nuestra segunda noche enTailandia.
Y también la segunda noche en la que no podemos dormir. Según algunos amigos que ya vinieron, mañana o pasado ya dormiría de acuerdo al horario tailandés.
 Al principio cuesta, tu cuerpo no entiende, vas tratando de no dormirte en las veredas, me dijo Martin. Sebastian me dijo "pobre ilusa" por decirle que estaba tan cansad que me iba a dormir enseguida y hasta el otro día.
3 horas fue todo lo que pude dormir.

Nos acostamos pasada la medianoche, habíamos salido a caminar para cansarnos más y así dormir hasta el mediodía. Voy a poner el despertador, dijo Sole y ni siquiera la usamos.

Pobres ilusas, a las 5am las dos nos habíamos cansado de dar vueltas en la cama y nos pudimos a charlar, no dábamos más. El cansancio esta vez era por haber intentado dormirnos sea como sea.
Mañana me tomo una pastilla para dormir le dije.

Se hicieron las 7. Bajamos a desayunar y nos preparamos para salir a recorrer los templos. El calor era insoportable, litros de agua y mucha transpiración mezclados con asombro y qué cosa increíble estos asiáticos.

Pobres ilusas, se tiraron a dormir media hora y durmieron 3. Ahora las ilusas no tienen sueño, 1 minuto pasada la medianoche, no quiero empastillarme pero mi cuerpo no se acostumbra.

Los cuerpos de las ilusas no se acostumbran.


You Might Also Like

0 comentarios

:)