Swift

Como perro con tres colas

Tuve un sueño de esos falopas en las que mezclás personajes y cuando te despertás te reís sola con las vacaciones que se me vienen.

Cuando buscaba departamento para quedarme en Berlín, me llamaba la atención lo caro que estaban, recordé que cuando había mirado para una de mis amigas los precios no eran los mismos y pensé que quizás con el cambio del dólar los precios se habían ido a la mierda, pero no... era que estaba coincidiendo con las fechas del Oktoberfest.

Como me estaba pareciendo una linda experiencia para hacer, al menos por un día, comencé a mirar en dónde se festejaba y si valía el tiempo para ir. En sí, no mucha gente me había recomendado ir a Munich, casi todos me dijeron 2 días y ya, como no suelo ser muy amiga de este tipo de eventos (mucha gente, mucho quilombo) medio que lo estaba dejando de lado, peeeero con el sueño que tuve dije... bueno, ya tenés entrada en Munich al recital, estás a tiempo de ir y quizás le dedique el otro día para ir, sin embargo me jode la poca cantidad de días que voy y fin de semana eso debe ser un quilombo.

Lo que se me está haciendo difícil es conseguir hotel, departamento, un lugarcito para dormir así que se me viene un veremos de lindo que ya me lo estoy imaginando.

Lo lindo, es que se me está viniendo esa ansiedad de viaje, de vacaciones, de pasarla lindo, se me está mezclando sarpado el miedo también. El miedo a que me guste mucho Berlín, miedo al recital de Tori, miedo a por favor no me decepciones.

Si hago una lista de pros y contras como que me da paja, que hay que reservar mesa, que sólo toman los que están sentados, que si no conseguís lugares en las carpas se pone jodido, que no puedo ir con la mochila, que tengo que volver a Berlín y qué paja no ir 2 semanas de vacaciones!

Lo peor, es que todavía no fui y ya estoy queriendo volver. Ah, la que te re mil parió maldita ansiedad.




You Might Also Like

0 comentarios

:)