Swift

Mi yo de los 15, está contenta

Cuando comencé a mirar las fechas del tour europeo de Tori, ya sabía de la emoción que iba a tener, ya sabía de antemano que las lágrimas me iban a flotar en el cuerpo, que la alegría no me iba a entrar en el cuerpo, que iba a sentir como si explotara en pequeñas dosis de la felicidad a medida que pasara el recital, y a medida que ella tocara algunas melodías conocidas.

Busqué una lista de Berlín para escuchar mientras escribo este post y desde la segunda oración que no puedo ver bien y tengo que parar para secarme las lágrimas. Se que hay muchas personas que pueden entender el por qué, pero así también, de todas esas personas, yo sólo conozco un puñado.

Hoy hablaba con mis compañeros sobre el Personal Fest, falta poco para que eso suceda, y sentí esa emoción que tengo con Tori, ese hormigueo que me da en las manos, que se pasa a mis brazos, a mis piernas y que todavía no logro explicarlo con palabras, pero que también me alegró el día. Es que en ese festival de fin de semana, toca Pj Harvey y mi adolescencia se viene a la cabeza de una manera tal que mamita querida.

Pretty good year, podría decir.

Pero todavía no termina.

Y en el momento que menos lo esperaba, un amigo me dice "Viene Patti" y de nuevo, ese hormigueo que nace de las manos se pasa enseguida a mi corazón y grito, ME JODÉS.

Muero por abrazarla, le digo y pienso en mi yo adolescente, en mi yo de los 15 y en cómo varios años más tarde no para de llorar de la alegría. Vamos a ver qué podemos hacer al respecto, me responde y el grito sale de nuevo.

Un grito de alegría, un grito de liberación, el mismo grito de Tori lpm estuviste tan cerca y mientras escucho que canta a Joni you taste so bitter and so sweet, i could drink a case of you, darling, and still i´d be on my feet... i would still be on my feet y me acuerdo perfectamente de cuando te canté esa canción pero vos nunca me escuchaste.

Creo que con muchas cosas no me escuchaste.

You Might Also Like

0 comentarios

:)